dilluns, 10 d’agost de 2015

Psicología de la mentira (III): Cómo interpretar los indicios verbales de la mentira

A lo largo de una conversación una persona va proporcionando claves o indicios verbales de la mentira que nos indican si lo que dice es cierto o no.

Nos vamos a centrar en cinco grandes bloques en los que estudiaremos cuales son esos indicios verbales de la mentira.

(I) Lentitud en el lenguaje.


Es un indicio verbal de la mentira el habla lenta con pausas entre palabras más largas de lo normal. Dado que las afirmaciones y respuestas se formulan de manera que puedan convencer, cada afirmación y cada respuesta debe ser consistente con todo lo que ha dicho hasta ese momento. Este proceso de hacer encajar toma varios segundos, por lo que se crea un silencio entre la pregunta y la respuesta.

Carl Jung, creó un método para medir la latencia de respuesta que tarda una persona en responder ante la información clave en una conversación. El mentiroso piensa mucho lo que dice y calcula sus palabras, controlando la información que da, con el objetivo de no ser descubierto. Esa vigilancia extrema se traduce en la lentitud del habla y vacilación al hablar.

Puede pedir que le repitan la pregunta para ganar tiempo y elaborar una respuesta que sea coherente.

Si el mentiroso se ha preparado bien la respuesta a una pregunta acelerará bruscamente su ritmo de habla.

(II) Congruencia y detalles.

En toda historia buscamos congruencia en la historia que nos cuentan. Una vez conocida se pasa a comprobar todos los extremos, aclarar los cabos sueltos e intentar que todos los elementos encajen entre sí y ofrezcan un aspecto consistente y verosímil.

La reacción normal del mentiroso a la hora de dar su versión es no dar detalles. Si se dan, se hace de forma ambigua. Puede dar respuestas poco plausibles o difícilmente admisibles. La persona sincera, por el contrario, tiende a dar detalles precisos ,incluso irrelevantes, para intentar convencer de que es inocente.

(III) Negación.


Cuando se le pregunta por el hecho directamente, lo normal es la negación total. Por ello, no debe cometerse el error de hacer preguntas de tipo genérico o categórico.

—¿Es usted un drogadicto?

—No (respuesta es firme).

Mentir, mentir no miente al decir que no es un “drogata” sin embargo, puede ser consumidor ocasional de drogas. Considera que eso no es ser drogadicto y, por tanto, contesta que no.

En personas que se han preparado para responder preguntas comprometedoras, suele aparecer la negación enfática del hecho, con una modulación o atenuación que resulta sospechosa, y a veces reveladora de mentira, buscando desviar la responsabilidad personal:

No, que yo sepa”
“No, si entendemos por…”
“No, hasta donde yo sepa”,
“Hasta donde yo pueda saber…”

(IV) Distanciamiento

En una actitud sincera se utilizan descripciones realistas del suceso a narrar. La actitud del mentiroso le lleva a utilizar palabras que atenúan la gravedad de lo ocurrido. Intentan que la distancia que quieren poner entre ellos y el acontecimiento lleguen a convencer de que no están implicados en el asunto.

(V) Refuerzo de la credibilidad verbal


El mentiroso intenta reforzar sus manifestaciones con expresiones como:
  • Realmente, verdaderamente.
  • Si le digo la verdad.
  • Honestamente…
La persona que dice la verdad no necesita la ayuda de estas expresiones. Lo que hará es enfadarse porque no le crean.

Por ello podemos decir que hay indicios verbales de mentira y podemos desconfiar de alguien cuando insiste en que nos está diciendo la verdad . Puede pasar que quiera algo de nosotros o que pretenda manipularnos.

La transmisión del mensaje sincero.

Un mensaje se compone de hechos, comentarios y afirmaciones.

El mensaje sincero es plausible o admisible, razonable y adecuado. El mensaje debe reunir estas condiciones. Cuando se comunica algo a los demás se les intenta convencer de que el mensaje que se transmite es la realidad, lo que se hizo, lo que no se hizo, lo que se dijo, lo que sucedió o lo que se oyó.

Algunas características que refuerzan la credibilidad del mensaje son:
  • Simplicidad : el mensaje simple es más creíble que el complejo.
  • Se acompaña de detalles suficientes que lo apoyen que refuerzan la credibilidad.
  • Encaja en el contexto : el mensaje debe ser coherente con el contexto.
  • La influencia social. Hay mensajes que tienden a ser creídos y aceptados con facilidad.
  • Naturalidad : no se añade información innecesaria, ni se intenta exageradamente convencer a la otra persona.
http://www.benitezrafa.es/como-interpretar-los-indicios-verbales-de-la-mentira/

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada